El Cheque de pago diferido es una alternativa cada vez más tentadora para inversores

Nuestros anunciantes

Cada vez más particulares se están volcando a invertir en cheques de pago diferido,  el año pasado, se registro un incremento del 35% con respecto al 2011, esto debe gracias a varios atractivos, entre ellos, que la tasa de interés supera a la de un plazo fijo.

Los números hablan por sí solos: el volumen operado vía este tipo de instrumento financiero en la Bolsa de Buenos Aires totalizó $1.968 millones en 2012, casi un 35% más que lo movilizado en 2011.

Además, en enero sumó $157 millonescifra que representó el valor más alto para el mes desde 2003, publica el portal Iprofesional.com, quienes tuvieron una entrevista con el jefe del departamento Pyme de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Carlos Lerner, quien asegura “Uno de los motores de este crecimiento fue el atractivo de las tasas de interés que ofreció el mercado local, a diferencia de algunas líneas de créditos bancarias”

Y agrega: “Parte de su éxito radica en que facilitan el acceso al crédito y además permiten disminuir el costo financiero, ya que se puede acceder a costos similares a los de una empresa de primera línea”.

El tipo de interés que ofrece esta alternativa de inversión es de alrededor del 17%, para un lapso promedio de entre 90 y 150 días y el plazo promedio de enero fue 141 días.

Las tasas de interés que tuvieron estas herramientas el mes pasado, de acuerdo con los lapsos operados, fueron las siguientes:

  • De 7 a 14 días, 15,5 por ciento.
  • A 30 días, 7 por ciento.
  • A 180 días, 19 por ciento.

Estos motivos hacen ver al cheque de pago diferido con buenos ojos para una inversión y así lo asegura, Sabrina Corujo, economista de Portfolio Personal quien en declaraciones al portal financiero dijo, “esta es una alternativa ideal para aquellos inversores con perfil conservador, es decir, que no quieren correr riesgos y que están interesados en colocar su dinero a corto plazo”.

Uno de sus mayores atractivos, es que, por ejemplo, en el tramo que va de los 90 a los 120 días, ofrecen un rendimiento que supera al de un plazo fijo.

“Además de la tasa que ofrecen, se destaca el hecho de que brindan un amplio rango en cuanto a plazos de inversión y un mercado secundario con un elevado grado de liquidez”, apunta la economista de Portfolio Personal.

“En la actualidad, el rendimiento siempre se ubica por arriba del que ofrecen los plazos fijos bancarios”, agregó Corujo.

Las brechas para los diferentes períodos juegan claramente a favor de los cheques de pago diferido, ya que promedian los tres puntos porcentuales por arriba de un plazo fijo, pero pueden trepar a unos nueve para algunos lapsos.

La operatoria es sencilla: “El inversor minorista sólo compra el cheque y la Caja de Valores gestiona la cobranza del mismo”.

 

Vía: Iprofesional.com

Nuestros anunciantes
Si esta entrada fue de tu interés compártela con tus conocidos! Agradecemos tu ayuda.
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.